Comunidad Hispano Americana de letras

Comunidad literaria hispano americana de escritores noveles


    Contemos una historia

    Comparte
    avatar
    Infiernoh
    Admin

    Mensajes : 54
    Fecha de inscripción : 29/01/2009
    Edad : 38

    Re: Contemos una historia

    Mensaje  Infiernoh el Dom Feb 15, 2009 12:03 am

    Coincido con los comentarios anteriores. En pocas palabras nos contás una emotiva historia. Fue un gustazo leerte. Un abrazo, hermano.
    avatar
    estela

    Mensajes : 26
    Fecha de inscripción : 09/02/2009

    Ven a mi lado, amorcito!

    Mensaje  estela el Sáb Feb 21, 2009 11:11 pm

    Ricardo se dió vuelta en la cama y abrazó a su esposa;.. a... su esposa?
    En medio de la oscuridad comenzó cautelosamente a tocar el cuerpo de ella
    y su mano resbaló contra una superficie rígida... Qué era aquello, por Dios?

    Prendió la luz y observó horrorizado que en la cama, en el lugar de su esposa,
    había un gigantesco escarabajo!

    Se dijo: "esto me pasa por dormirme leyendo a Kafka!"

    Su "esposa" le habló (!y era la voz de ella, caramba!) diciéndole: "¿amor, por
    qué te levantaste tan temprano? Ven aquí, conmigo!" y palmeaba las sábanas
    con algunas de sus patas...

    Ricardo se repitió: "esto es un sueño! No puede ser! Tengo que ducharme con
    agua helada y me despertaré!"
    Entró esperanzado al baño, mientras escuchaba la dulce voz de su "mujercita
    que le insistía: "ven,Ricardo, ven aquì, a mi lado, amor"

    Cuando salió de la ducha , sigilosamente miró por la rendija de la puerta;
    comprobó que continuaba allí aquel escarabajo, que seguía diciéndole,
    con la voz de su mujer "ven, amorcito, ven"...

    Ricardo se sentó en una silla observando la situación y se dijo "tengo que
    estar soñando" pero...por más que se pellizcó y se pellizcó el gigantesco
    coleóptero continuaba allí incitándolo a que le "hiciera mimos".

    Se preguntó: "pero... ¿con quién me he casado, por Dios? Mi mujer
    se transformará en escarabajo en las noches de luna? cómo no lo advertí
    antes? "

    Finalmente se decidió a huir de la habitación, pero "ella" en un momento
    de distracción se había levantado de la cama y lo tenía rodeado en un
    abrazo muy fuerte, acariciàndolo con sus antenas.

    Ricardo empezó a debatirse desesperado tratando de escapar, y
    de pronto... despertó bañado en transpiración, en las antenas de su
    mujer, que le preguntaba: "¿Has tenido una horrible pesadilla, verdad,
    querido?

    -Sì, fue espantosa!!! soñé que era un ser humano!.
    avatar
    Dharma
    Admin

    Mensajes : 77
    Fecha de inscripción : 30/01/2009
    Localización : Venezuela

    Re: Contemos una historia

    Mensaje  Dharma el Dom Feb 22, 2009 10:14 am

    Es un corto muy bonito, compacto, bueno.
    Me ha gustado muchísimo.
    Un abrazo.
    avatar
    akira
    Admin

    Mensajes : 36
    Fecha de inscripción : 07/02/2009
    Localización : Hamburgo

    Re: Contemos una historia

    Mensaje  akira el Lun Feb 23, 2009 2:50 pm

    Un micro con chispa; me ha gustado mucho todo lo que transmite en tan pocas palabras. Very Happy
    avatar
    akira
    Admin

    Mensajes : 36
    Fecha de inscripción : 07/02/2009
    Localización : Hamburgo

    Cinco materias para la memoria

    Mensaje  akira el Lun Feb 23, 2009 2:52 pm

    1.

    Noté su presencia a mi espalda mientras cortaba las verduras en juliana. La respiración ajena tan cercana a mi nuca, pero sobre todo ese olor a oriente, especiado y dulzón, me arrastraron en imaginaciones, con la lengua apretada y un roce doloroso del sujetador, hasta lo incierto y turbio del placer. Me asustaba volverme, quizás descubriría que no era él, Faissal, quien me estaba humedeciendo, o sí, y entonces me escurriría, vencida, frotando su cuerpo en el descenso, avariciosa de su bragueta, en un ímpetu anhelado y no demasiado decoroso para una mujer casada como yo. Hasta olvidaría a mi marido, que en ese momento estaba en el salón repartiendo canapés y copas entre los otros invitados.
    Pero continué de espaldas, jadeando en silencio, el dedo índice aprisionado entre mis labios -me había cortado-, y lamía la sangre, que fluía viscosa y libre de convencionalismos.


    2.

    Detrás de la puerta del cuarto de baño había alguien. Su presencia me llegaba en pura sombra que se arrastraba por debajo de la puerta y me subía por los tobillos, rozaba la pantorrilla, acariciaba mis muslos, sorteaba las bragas y se me metía justo por ahí, penetrándome hacia arriba hasta llegar a la garganta. Apagué la guturalidad del orgasmo con el sonido de la cadena, mientras gritaba en la torpeza de la entrega: “Faissal, ven a mí, Faissal”.
    Antes de salir, tuve que cubrir la herida del dedo con papel higiénico. Había vuelto a abrirse.


    3.

    Una venda de seda me tapaba los ojos. Ahora me tocaba a mí formar parte de uno de los juegos que organizábamos con nuestros invitados. Me empujó una mano de uñas afiladas hacia una habitación de olores densos. Sentí que me arrastraba hacia un gran centro como una piedra lanzada al vacío. Pero unos dedos largos y unos labios duros me elevaron de la amenaza de la oscuridad. Me dolía el pezón tras el pellizco, me escocía la brevedad de los puntazos en el clítoris. Aunque la humedad de mi sexo desbordaba, pude contestar con una dejadez serena a la pregunta que me hicieron desde afuera del cuarto:
    –¿Ya sabes quién es el que está dentro, Malena?
    –Claro, es Faissal.

    4.

    Escuché la risa en el pabellón acristalado del jardín. Faissal y un hombre bailaban con las copas en la mano. Me salpicaron con líquido y espumas cuando entré. Cómo me tocaron mientras me quitaban la ropa, cuánto manoseo, enredos y posturas, de qué manera quedaron atrás vestidos, ansias, mordiscos y caricias cuando atravesé, ya sin soñar, el camino de vuelta a la casa, derecha a mi habitación.

    5.

    En la cama, más que el sexo escocido por la orgía reciente, me quemaban los remordimientos. Aún no me había sosegado cuando mi marido, al llegar, me preguntó: :
    –¿Te has divertido, cariño?
    –Sí, creo que sí, aunque estoy muy cansada...
    Tras hacer el amor, me sentí menos culpable.
    A la mañana siguiente, al despertar, encontré unas fotos encima de mi almohada. Mi marido y Faissal, juntos, entregados. Debieron de ser varios los días. Camas, colchas, paisajes eran distintos.
    La voz de mi marido, recién salido de la ducha, me devolvió a la realidad:
    –Te lo debíamos, Malena.
    avatar
    Manuel
    Admin

    Mensajes : 21
    Fecha de inscripción : 28/02/2009
    Localización : Ibiza

    Re: Contemos una historia

    Mensaje  Manuel el Lun Mar 02, 2009 9:23 am

    Sinceramente, Dharma, me parece que no eres de este mundo. No sé, eres demasiado espléndida con los demás. Y cuando escribes, utilizas las palabras de una forma diferente al resto de los homo sapiens. Estoy como aturdido, y casi dislocado.
    Es mi apreciación de tus escritos.
    avatar
    estela

    Mensajes : 26
    Fecha de inscripción : 09/02/2009

    Los micros de Dharma

    Mensaje  estela el Jue Mar 05, 2009 9:23 am

    Tus micros, Dharma(y tambièn tus cuentos) cada día son mejores; te sigues superando a tí misma.

    Felicitaciones!

    y muchos besos

    Contenido patrocinado

    Re: Contemos una historia

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom Sep 24, 2017 6:11 am